NOTICIAS (17/Diciembre/2019)

Nuevas fórmulas desde IU Rivas para desacreditar a Covibar, faltando vergonzosamente a la verdad 

< Habitáculo donde tenían encerrado a un perro entre humedades en el local de la plaza Luis Buñuel

El pasado martes 3 de diciembre nos encontramos con una nota de prensa emitida por Izquierda Unida de Rivas-Vaciamadrid, en la que daban a conocer las que dicen ser sus razones por las que dejaban el local que tenían alquilado a la Cooperativa. 

 

Suponemos que la pretensión de esta nota de prensa tiene como única finalidad  - además de tapar la responsabilidad del alcalde en la  proliferación de las casas de apuestas en Rivas - desacreditar y acobardar al Consejo Rector de Covibar, para que abandonemos las reivindicaciones que hacemos ante el Ayuntamiento, de los derechos de los socios y socias de la Cooperativa a quienes representamos, porque continúan poniendo una y otra vez su confianza en nosotros, y que se traducen en este momento, por un lado, en el regreso de la cabalgata de Reyes al barrio, por formar parte del patrimonio inmaterial de Covibar, hasta que nos la quitaron con mentiras hace 10 años y, por otro, en reclamar compensación económica para las mujeres y hombres cooperativistas, por haber construido el Ayuntamiento la Casa de Asociaciones y el Bhima Sangha sobre nuestros terrenos, a espaldas nuestra, sin autorización ni consentimiento de los socios y socias propietarios de los mismos.

 

Desde IU se atreven a afirmar sin pestañear agravio, una nula interlocución entre ellos y Covibar y el abandono de las obligaciones de la Cooperativa para el mantenimiento del local. Incluso dejan caer la existencia de posibles intereses particulares nuestros para que se marchen del barrio cuando, por supuesto, la verdad no tiene nada que ver con su fake new:

 

Al contrario de lo indicado en sus falsas afirmaciones vertidas en la nota de prensa, IU Rivas disfrutaba de un arrendamiento a precio privilegiado, al haber sido firmado el contrato por la Junta anterior a nosotros, en el año 2009, con un presidente de Covibar y algunos vocales simpatizantes y militantes de ese partido; miembros de un Consejo Rector que antepuso, sin ruborizarse, los intereses económicos de IU a los de los socios y socias de Covibar, cuyos derechos debían defender en lugar de minorarlos. Una situación que heredamos en 2010, y que no podíamos modificar para bien de la economía de la Cooperativa.

 

No solo el seguro y los trabajadores de Covibar atendieron eficiente y puntualmente el problema de las humedades existentes en el local, generadas, entre otras causas, porque sorprendentemente se les solía olvidar cerrar los grifos tras sus reuniones y/o fiestas, inundando de agua el local, llegando a afectar las humedades hasta el negocio contiguo, sino que los operarios del seguro se personaron para arreglarlas junto al resto de averías, encontrándose con la sorpresa de que la mujer del partido encargada del local no les dejó pasar para que pudieran subsanar los problemas.
 

Todo apunta a que, quizás, pretendían obtener fotos con las humedades y averías sin arreglar, no tomadas antes del momento en el que se personaron para el arreglo, para poder denunciar falsamente en los medios locales la falta de atención y así desacreditar a Covibar, sin pararse a pensar que a los que realmente hacen daño con este ataque es a los trabajadores del seguro y a los de la Cooperativa responsables del arreglo.


Curiosamente, se les ha olvidado sacar al menos una foto del habitáculo en el que tenían a un perro encerrado entre humedades, sus propios orines y heces. No nos cabe la menor duda de que cualquier persona o entidad amante y respetuosa de los derechos de los animales habría puesto el grito en el cielo si se hubieran encontrado con la situación en la que tenían al pobre can, pues aún siente nauseas el trabajador de Covibar cuando le viene a la mente la imagen de lo que se encontró.

 

La foto que adjuntamos a esta nota es la del lugar que tenían habilitado como hogar del animal, tomada por los trabajadores, que se resistían a dar crédito a lo que veían, pues contrastaba radicalmente con la postura oficial de Izquierda Unida con respecto al bienestar de las mascotas. Cada cual puede sacar sus propias conclusiones.

 

En las antípodas de las causas que alegan en la nota de prensa para la rescisión del contrato, ¿la verdadera razón no tendrá que ver más con que IU a nivel nacional pueda haber dado la orden de restringir gastos? Según han informado varios medios, hasta han puesto en venta el usufructo de su sede en la Calle Olimpo de Madrid, que va a ser comprada por la embajada de Ghana en España. Una transacción con la que intentarán paliar la maltrecha situación económica del partido, tras perder representación en las Cortes.

 

Les hemos tenido que retener la fianza porque no nos han podido dejar el local en peores condiciones de insalubridad ni suciedad: además de las humedades y los restos de las defecaciones y orines del perro referidas, el local estaba infectado de cucarachas, ratones muertos, restos de latas, comida podrida, trozos de pizzas secas... 

 

La inversión que tiene que realizar la Cooperativa para rehabilitar el local y las horas que tienen que dedicar los trabajadores a limpiar, desratizar, pintar, sanear y adecentarlo tienen un precio que debería asumir IU y nunca los socios y socias de Covibar.
 

Al final de la nota de prensa, y como si de un totum revolutum se tratara, queda claro que quieren rematar el daño a Covibar responsabilizándonos de la apertura de casas de apuestas en el municipio, como si las licencias de las que funcionan en Rivas las hubiéramos dado nosotros. Como si las permitidas en Santa Mónica, junto al Colegio "El Jarama", en la avenida de Pablo Iglesias, junto a la biblioteca Gloria Fuertes, en la calle Velázquez, Juan Gris... dependieran de Covibar. Muy contrariamente a lo que nos acusan, Pedro del Cura podría haber evitado la licencia del negocio abierto junto al CEIP El Olivar y de los demás, tal y como le pedimos, aplicando lo que previamente hizo el alcalde socialista de Getafe, modificando el Plan General de Ordenación Urbana como solución, y que también han hecho en Barcelona, Zaragoza, Extremadura y otros lugares de España. Pero aquí en Rivas se hizo oídos sordos permitiéndolas, alegando que, si paralizaba sus licencias, incurrirían en prevaricación.  


Y así habría sido probablemente si las hubieran paralizado sin modificar antes el referido Plan General de Ordenación Urbana, que ni se molestaron en plantear en el pleno, pese a haber tenido tiempo más que suficiente, pues la primera casa de apuestas en Rivas es de hace más de 5 años. Como toda solución, decidieron seguir dando licencias y echar la culpa a Covibar de la proliferación de este tipo de establecimientos. La misma filosofía que hemos visto en los detractores de la reciente Cumbre del Clima, por ejemplo, que - en lugar de centrarse en solucionar el problema global - han intentado desviar la atención hablando de la posible diadema de plástico que llevaba una defensora de la causa o si otra tenía una determinada enfermedad que la invalidaba para plantear soluciones al cambio climático.

 

Parece que IU no solo tiene en venta el patrimonio usufructuario y material del partido, sino también el ideológico. Basta con atenerse a lo poco que respetan y les importan los trabajadores de los seguros y de Covibar - profesionales donde los haya -, cuestionando su buen hacer y dedicación a los socios y socias. Todo sin entrar a valorar las razones del apoyo del exconcejal de Vox a sus presupuestos del año 2020, curiosamente el único voto favorable fuera de los del equipo de gobierno.

ASOCIACIONES CON LAS QUE COLABORAMOS

PMRivasLogo1.png
Rivas-Sahel_02052018_04.png
p19 logo perrutis.jpg
Banco tiempo.jpg